🥳 Despide el 2020, regalándote tu BOX PERSONALIZADO con 20% de descuento. 🚨 CÓDIGO: BOXIDEAL

¡Aguas con los cambios climáticos extremos!

¿Alguna vez te has puesto a pensar en lo que puede ocasionar el clima a tu piel? El clima es uno de los factores externos que tienen más impacto en nuestra piel,  es un factor determinante para la apariencia y salud de la piel, dependiendo de si el clima es húmedo, cálido o frío, nuestra piel va a reaccionar distinto pudiendo causar consecuencias irreparables. Ya sea un frío intenso o mucho calor, la piel se ve obligada a adaptarse lo más rápido posible a estos cambios climáticos, por esta razón es importante tener en cuenta que cada temperatura y cambios drásticos de clima, va a requerir de productos especiales que brinden la hidratación, nutrición y protección que nuestra piel necesita. Es importante reconocer estos cambios, pero también nuestro tipo de piel, ya que la piel sensible no va a reaccionar de la misma forma a la piel seca y de tener condiciones existentes en nuestra piel, podrían verse agravadas con estos climas extremos, por lo que es indispensable tener consideraciones especiales. 

FRIO 

¿Quién no ama el frío? Es uno de los climas más especiales por los paisajes que nos regala, pero sin duda también es un clima extremo muy dañino para la piel.  En este tipo de clima, es fundamental mantener la piel humectada e hidratada ya que la piel tiende a deshidratarse, causando picor, y rojeces, a su vez pierde elasticidad. Si aún no sabes la diferencia entre hidratación y humectación te dejamos este blog que dice todo al respecto: ¿Qué hidratante es recomendado según tu tipo de piel? 
Las principales consecuencias son la aparición de líneas de expresión e irritación. 
 En el frío extremo nuestra piel podría sufrir quemaduras y la aparición de dermatitis, por lo que es fundamental mantener nuestra piel hidratada ya sea con sueros, cremas o geles, y sin duda tomar muchísima agua es lo principal. El uso de protector solar también es indispensable, debes saber que incluso en invierno o días nublados, los rayos UV traspasan las nubes, por lo que sus efectos no dejar de afectarnos, sumado a deshidratación o resequedad que el clima provoca.
Es importante saber que la deshidratación en la piel no es lo mismo que tener la piel seca; la piel seca es una condición PERMANENTE, este tipo de piel es delgada y áspera, a veces con picor. Carece de lípidos y agua por una anomalía cutánea. La piel deshidratada, es causada por temporada o cambios climáticos y es pasajera. Puede afectar a TODO TIPO DE PIEL, pero con los hidratantes correctos, se soluciona. 
 

En el caso de afectaciones especiales como es la rosácea, lo más recomendado es evitar este tipo de climas, pero no siempre podremos hacerlo, por lo que se recomienda hacer una hidratación y humectación, aparte de aplicar Protector Solar cada dos horas.

 En Envera te recomendamos hacer una hidratación profunda dos veces al día, en el día y en la noche. Utiliza la Crema facial de día Hydraboost Envera que es hidratante y humectante, gracias a sus ingredientes: colágeno, vitamina C, ácido hialurónico vegetal y extracto de aguacate (no aceite), complementa con el Suero nutritivo que tiene Vitamina C al 8% y ácido hialurónico perfecto para pieles secas y finaliza con la Crema facial de noche Envera que contiene ácido kójico, aceite de aguacate y FPS 30 para tener una piel radiante y saludable a pesar de los cambios climáticos. 

CALOR 

El calor es otro de nuestros climas FAV, pero es importante recordar que el Sol es uno de los principales enemigos de la piel si no usas Protector solar. 
La exposición constante a la luz solar y los altos niveles de humedad, pueden deshidratar la piel, ocasionando envejecimiento prematuro y manchas en la piel. Las temperaturas altas provocan que las glándulas sebáceas estén el doble de activas, provocando que tu piel esté más grasosa y sudorosa, dilatando los poros haciéndola más vulnerable a los rayos del Sol y a la suciedad del medio ambiente. Es súper común que creamos que porque nuestra piel está grasosa y sudorosa, no se nos puede deshidratar, pero ¡al contrario! Justo este sudor nos hace mucho más propensos a deshidratarnos, por lo que es esencial hidratar la piel. 
 

 

Es necesario realizar una doble limpieza, si aún no sabes qué es, te dejamos este blog donde te contamos todo al respecto Los 5 errores al hacer una limpieza. Al estar más expuesta a la contaminación del ambiente, es indispensable el uso de agua micelar para eliminar estos contaminantes al 100% y no dejar rastros de suciedad en la piel que se pueda almacenar en los poros, ocasionando puntos negros y acné. Si tienes mucha actividad en el exterior, utiliza tu agua micelar para eliminar suciedad y células muertas, además de nivelar tu PH y brindar hidratación extra. Recuerda que el #AguaMicelarEnvera contiene aloe vera y extracto de pepino, limpia sin resecar tu piel brindándote una hidratación inicial y ¡no la enjuagues! nuestra agua micelar ayudará a mantener tu piel hidratada todo el día.

 

 

El calor es un factor determinante para el aumento de brotes de acné en pieles grasas, debido a la obstrucción de las glándulas sebáceas por la sudoración se pueden producir erupciones cutáneas. 

 Lo más importante al estar en un clima MUY cálido, estemos directamente al Sol o no, es usar Protector Solar, debemos recordar que las manchas y el envejecimiento térmico, son solo las consecuencias superficiales y que se pueden tratar, pero el cáncer de piel no perdona a nadie, no es solo superficial y no siempre tiene solución. No olvides nunca tu Protector Solar Envera, que no sólo te protege de los rayos invisibles, también hidrata, no es graso y controla el brillo de tu cara. 

 

 

Una vez consciente de cómo te afectan los cambios climáticos, adapta tu #rutinaskincare en tu beneficio. 

Compártelo con quien
más dudas tenga:

Ahora dinos tu opinión. Se vale debatir:

Nombre .
.
Mensaje .

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados