❤ Recibe GRATIS una muestra en cualquier compra 🚚 ENVÍO GRATIS en compras a partir de $1000

Efectos del Cubrebocas en tu piel

Por Dra. Nereyda González

 

El uso de cubrebocas se ha convertido en una parte de nuestro guardarropa diario, y  lo seguirá siendo por un buen tiempo. Desafortunadamente, esta nueva práctica puede ocasionar problemas de la piel y agravar problemas pre-existentes. La lista de  esta afecciones es muy larga, sin embargo aquí presentamos algunas de las más importantes para que te mantengas alerta y vistes a tu dermatólogo tan pronto como notes alguna señal. 

La principal afección asociada al uso de cubrebocas es la dermatitis por contacto. Esta puede estar asociada a la fricción constante de la piel por el elástico o los clips de metal que tienen los cubrebocas. O bien, ser una dermatitis por contacto asociada a una reacción alérgica al formaldehido, encontrado en algunas mascarillas N95. Esta afección por contacto se caracteriza por la presencia de placas rojas que se asocian a comezón y ardor. 

El material de los cubrebocas no es el único causante de los problemas en la piel asociado a su uso. Al hablar y respirar a través de un cubrebocas, se acumula una gran cantidad de humedad alrededor de nuestra boca, y con el incremento de humedad alrededor de la boca, aumenta la posibilidad de que haya un sobrecrecimiento de bacterias o hongos. 

El sobrecrecimiento de bacterias y hongos a los lados de la boca puede resultar en una condición llamada queilitis angular. La queilitis angular es una condición inflamatoria localizada en las comisuras de la boca, caracterizada por maceración, fisuras, eritema y dolor. En algunos casos puede haber costras o erosiones. 

Otra de las afecciones asociadas al uso del cobrebocas por el incremento de la humedad es la dermatitis seborreica, misma que se caracteriza por el sobrecrecimiento de un hongo (Malassezia) en la piel. Se presenta como placas eritematosas con costras amarillentas, sobre todo a los lados de las fosas nasales y sobre la barbilla. 

Otro problema es que la fricción constante por el cubrebocas ocasiona un aumento de producción sebácea en nuestra piel y con ello la oclusión de los poros. Esto, en conjunto con el incremento de bacterias en nuestra piel puede ocasionar brotes de acné y agravar dermatitis pre-existentes como la rosácea o la dermatitis perioral. 

¿Qué podemos hacer para tratar este tipo de afecciones?

 Si ya presentas alguna de estas afecciones es importante que acudas con un dermatólogo para recibir un tratamiento adecuado. Pero, si aún no presentas ninguna afección, existen algunas cosas que puedes hacer para prevenirlo

Primero que nada, es muy importante que laves tu cubrebocas todos los días para prevenir que se acumule suciedad y bacterias en tu piel. Si usas un cubrebocas desechable, debes de cambiarlo cada día. Para evitar la fricción repetitiva y daño en tu piel, no uses el cubrebocas demasiado apretado y deja las mascarillas N95 para uso del personal médico. 

Por último, lava tu cara todos los días con un limpiador para piel sensible y utiliza un buen humectante de piel. Usa un bálsamo labial y evita maquillarte o utilizar productos irritantes  en tu piel. 

 

 

 

Compártelo con quien
más dudas tenga:

Ahora dinos tu opinión. Se vale debatir:

Nombre .
.
Mensaje .

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados