💸 Paga con KueskiPay a 6 quincenas o con Paypal a 3MSI

Las hormonas y la piel

La salud de la piel está sujeta a muchos factores, como podrán haber leído en La piel y la comida. Uno de los más importantes a considerar es el tema de las hormonas, sobre todo si estás sometidx a algún tratamiento hormonal, embarazada o menstruando. 


Pubertad

Los cambios más notables en la piel comienzan en la etapa de la pubertad (entre los 11 y 15 años). Esto se debe a que nuestro cuerpo comienza a producir una elevada cantidad de estrógenos y andrógenos, como la testosterona. Esto implica una mayor producción de colágeno, engrosamiento de la piel, hidratación e incluso cicatrización de heridas, gracias a que todo ello se asocia a la producción de estrógeno. Sin embargo, mientras los estrógenos hacen milagros en nuestra piel,  los altos niveles de andrógenos interfieren con el efecto contrario; promueven el exceso de producción de sebo, que al combinarse con células muertas genera un bloqueo. Dicho bloqueo del poro puede atrapar todo el exceso de sebo y manifestarse como acné. Estos poros llenos de sebo son el lugar ideal para que vivan las bacterias, particularmente P. acnes, que adora colonizar estos poros, empeora aún más y provoca acné inflamatorio. Es importante que durante la adolescencia te acompañe un dermatólogo para controlar los brotes acneicos y tratarlos como corresponde. Cada piel es diferente y única por lo que un tratamiento y rutina personalizada es vital. 


Ciclo menstrual

Durante el ciclo menstrual que se inicia en la pubertad, los niveles de hormonas son muy irregulares y el cuerpo hace frente a días en los que produce un mayor nivel de estrógenos y otros en los que es la testosterona la que predomina en mayor medida. El resultado de esta fluctuación tiene su reflejo en la piel, dando lugar a una mayor cantidad de grasa y a la aparición de granitos e imperfecciones. 


Las mujeres y personas con ciclos menstruales que generan niveles más altos de andrógenos – hormona que, como leíste más arriba, estimula las glándulas sebáceas – como aquellxs con Síndrome de ovario poliquístico (SOP), son más propensxs a brotes de acné previo a la menstruación.


Los hombres trans también pueden notar un aumento en las lesiones de acné durante el primer año de tomar testosterona, pero esto debería disminuir después del uso prolongado de ésta. 


Nuestra piel siempre será el reflejo de lo que pasa dentro de nosotrxs; cada cambio lo resiente y manifiesta, por lo que hay que escucharla y atenderla, ya que nos puede estar pidiendo atención el cuerpo desde dentro. 

Compártelo con quien
más dudas tenga:

Ahora dinos tu opinión. Se vale debatir:

Nombre .
.
Mensaje .

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados