❤ Recibe GRATIS una muestra en cualquier compra 🚚 ENVÍO GRATIS en compras a partir de $1000

¿Cómo cuidar tus tatuajes?

Una breve historia y tips de cuidado

Por Edith @edetsu

¿Sabías qué la piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo? La piel de un adulto mide en promedio unos 2m², y lo mejor es que ¡puede ser decorada! Haremos un pequeño viaje histórico y rápido para entender un poco acerca del origen de los tatuajes.

Los seres humanos han practicado el arte del tatuaje corporal a lo largo de la historia, en diferentes épocas y culturas. Las hipótesis respecto a su origen son muy variadas, ya que diversas investigaciones basadas en descubrimientos antropológicos, y en el estudio de momias antiguas han encontrado que podía haber desde motivos rituales, hasta medicinales. 

Imaginemos de forma hipotética que su origen fue así: probablemente el primer ser humano que descubrió que su piel podía ser decorada de forma permanente lo hizo a través de un accidente (Imaginemos que alguien se haya lastimado con un trozo filoso y carbonizado de madera, lo suficientemente profundo para dejar una incisión. Al transcurrir el tiempo, este individuo observó que la cicatriz no sólo no se borraba, sino que había adquirido una coloración similar a la del carbón, más específicamente a la de aquel trozo de madera carbonizado) ¿Suena muy probable, no?

Actualmente, los tatuajes se han vuelto una moda muy fuerte y han pasado a ser elementos que conforman nuestra identidad. En la cultura moderna occidental, las connotaciones y usos de la cultura del tatuaje ahora son multisémicos. Quizá te atraiga la idea de tatuarte algo que te recuerde a lo que más amas, o simple y sencillamente algo gracioso por diversión. Los tatuajes son portados tanto por gente mayor como por gente joven, no son sólo símbolos de identidad sino signos de status. 

Si aún no te has tatuado te preguntarás, ¿Se necesita alguna preparación previa para tatuarse? ¿Estaré listo? ¿Cuál debe ser mi primer tatuaje? ¿Dolerá mucho? Éstas son dudas que han pasado por la cabeza de muchas personas interesadas en el tema, sin embargo, en este artículo me gustaría enfocarme en lo que respecta al cuidado de la piel. 

 

Comenzaré explicando cómo es que funcionan los tatuajes y cómo es que logran mantenerse imborrables en nuestra piel. Un tatuaje se realiza inyectando tinta a través de agujas especiales -y preesterilizadas- diseñadas para realizar incisiones que depositen el pigmento con el menor trauma posible debajo de la dermis (Si visualizáramos de forma transversal nuestra piel, notaríamos que el pigmento se deposita aproximadamente unos 2mm debajo de la epidermis). 

 ¿Existe un protocolo a seguir antes de realizarse un tatuaje?

Antes de una cita de tatuaje, es recomendable que el cliente venga descansado, limpio, cómodo y relajado. La zona a tatuar debe estar limpia, aunque en el estudio está se vuelve a limpiar y se prepara rasurando e hidratándola antes del proceso.  Adquirir un tatuaje puede ser un proceso muy cansado puesto que nuestro cuerpo libera adrenalina para poder tolerar la incomodidad de las agujas en nuestra piel; esta incomodidad puede variar de persona a persona y dependiendo de las circunstancias de las últimas 24 horas previas se (una persona que se ha desvelado o alcoholizado, o que viene en ayunas es más propensa a sentirse sensible o cansada por lo que se recomienda evitar estas cosas antes de tatuarse).

El umbral de sensibilidad de cada persona es muy diferente, así que te recomiendo que trates de ir lo más relajado posible a tu sesión de tatuaje para que esto se convierta en una experiencia muy gratificante. Hay ciertas cosas que deberías evitar: la exposición excesiva a la luz solar, entrar a albercas y playas ya que son lugares muy contaminados, así como evitar rascar  tu tatuaje. Recuerda que es una herida y debe ser tratada como tal, sólo que en este caso es muy importante que se conserven los colores.  Escucha a tu artista tatuador y no tengas miedo decirle tus dudas. 

Si bien el proceso es el mismo, cada tatuador tiene un estilo y técnica diferente, así como cada piel es un mundo. Idealmente una piel clara que no se ha bronceado en exceso es candidata a una mayor cantidad de colores. Una piel morena o muy bronceada, requiere de tomar otra decisiones, como colores más saturados u oscuros. ¿Por qué razón? 

La piel contiene un pigmento natural producido por un aminoácido llamado tirosina. Este pigmento se le conoce como melanina, es lo que permite que existan diversos tonos de piel. La piel produce más melanina con la estimulación a través de rayos ultravioleta (en este caso, la luz solar). Si bien alguien puede ser moreno por herencia genética, una persona también puede cambiar la coloración de su piel por una exposición descontrolada la luz solar.  

 En éste punto habrás descubierto que el sol es un gran factor en el envejecimiento y apariencia de nuestros tatuajes, sin embargo, portar tatuajes es sólo un recordatorio de que tenemos que cuidar siempre nuestra piel. Un bloqueador solar no sólo mantendrá nuestra piel hidratada sino que la refracción de la luz en nuestros tatuajes los hará parecer más contrastados y nítidos.

 

 

Ahora imaginemos que ha pasado cierta cantidad de tiempo, ¿hay algún efecto secundario del que tengo que preocuparme? ¿Es posible desarrollar una infección En mi tatuaje después de meses? ¿Existen las reacciones alérgicas en los tatuajes?

Idealmente si el tatuaje se realizará de forma correcta no deberías preocuparte por los efectos secundarios, sin embargo, debes tomar en cuenta que el resultado puede variar dependiendo del tipo de cuidado, del tipo de inyección que se haya hecho, y en la parte del cuerpo en la que se haya realizado. Ahora, contestando las preguntas anteriores: para empezar, una infección no puede salir después de meses, en todo caso el riesgo de una infección se presentaría los primeros días posteriores a la realización del tatuaje y durante su proceso de cicatrización. Si no se tiene el correcto protocolo de cuidado de la piel esta produce bacterias que sí pueden provocar una infección, esta tendrá una apariencia anormal, por lo general la presencia de pus, mal olor, y la temperatura será más elevada de lo normal en la zona del tatuaje. 

Los colores que tienen más tendencia a ser alergénicos suelen ser el rojo, los azules, el blanco y en muy pocas ocasiones el negro. Algunos de estos pigmentos suelen ser foto reactivos ( que reaccionan a la luz solar ). ¡Pero, tranquilx! Las reacciones alérgicas son raras en un muy pequeño porcentaje de la población. En caso de presentar una reacción alérgica dependiendo del color puedes consultar a tu dermatólogo que te puede recetar en algunas ocasiones corticoides leves o antihistamínicos que disminuyen el efecto inflamatorio de la misma en otras tantas ocasiones, las reacciones alérgicas que se pueden presentar como como son pequeños granitos debajo de la piel suelen desaparecer con el paso del tiempo y con la hidratación de la piel. 

¡Espero te haya servido esta brevísima explicación acerca de cómo funcionan los tatuajes y de qué puedes hacer al respecto no se te olvide acércate a un experto tatuador para contarle todas tus dudas y puede cristalizar el sueño de tu primer tatuaje los tatuajes son para divertirse!




Compártelo con quien
más dudas tenga:

Ahora dinos tu opinión. Se vale debatir:

Nombre .
.
Mensaje .

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados